Nosotros

nosotros

Hola, soy Encarna. Actualmente vivimos con nuestros gatos en el campo, cerca de Orba, un pequeño pueblo de Alicante. Antes de tener a los Ragdolls y de vivir en plena naturalez ya eramos amantes de los gatos y siempre hemos convivido con ellos. Apreciamos mucho tener una zona exterior a la casa especialmente preparada para nuestros amigos. Siempre nos pareció que la combinación entre vivir fuera y dentro de la casa ayuda mucho a los gatos a encontrar el equilibrio, pues ayuda a preservar su instinto a la vez que se integran en la vida familiar.

 

El criadero aún  es pequeño pues estamos empezando y eso es bonito porque crece y mejora a la vez que nosotros lo hacemos en el conocimiento y el trato de los gatos. Y en esta tarea nos incluimos todos. A los niños especialmente les encanta colaborar en las tareas diarias: cuidar de que siempre tengan comida y agua, cepillarles su precioso pelo y por supuesto, jugar con ellos y mimarles hasta el infinito.
Estamos contentos con el nuevo camino que empezamos y esperamos compartirlo con vosotros.

Los ragdolls

Su breve historia, poco más de diez años desde su reconocimiento como raza registrada en el CFA, ha sido suficiente para convertirlos en una de las razas más populares. Su forma y personalidad hace unicos a estos simpáticos gatos. Su pelaje de longitud media, espeso y sedoso junto con el bonito colorido, conforman su atractiva estampa. Aún siendo un gato que parece pesado, lo que más llama la atención es esa tendencia tan propia de quedarse flojos cuando alguien los coje,

como un muñeco de trapo. Este rasgo de su personalidad les confiere un carácter relajado y de fácil trato y por eso nos gustan tanto. Son dulces, amables, tiernos, tranquilos pero juguetones. Son los gatos ideales para compartir una casa pues sus exigencias son mínimas. Sólo quererlos y mimarlos porque son los más fieles de los gatos.